CUESTIONA TU FEMINISMO BLANCO

Inicio  /  CUESTIONA TU FEMINISMO BLANCO
CUESTIONA TU FEMINISMO BLANCO

No es fácil hablar de este tema porque nunca he vivido el racismo sistemático, porque soy privilegiada blanca, dejo esto en claro porque es importante decirles que yo no les daré nada más que un punto de referencia, pues me parece fundamental plantear que si no te has cuestionado la decolonización como feminista, no has podido ver el círculo completo.

Insisto que a través de esta nota, la idea no es dar una cátedra o visibilizar un movimiento que ya tiene sus activistas definidas, (al final de esta nota les dejare varias cuentas de instagram donde pueden conscientizar y deconstruir su feminismo blanco) que a través de elles van a aprender mucho mejor este tópico por medio de sus experiencias e información que nos entregan, este espacio es sólo para invitarles a cuestionar el feminismo hegemónico actual y que a partir de ello puedan tener una visión más amplia, compleja, situada y así aplicarlo a nuestras prácticas diarias.

Cuando me vine a vivir a Europa reconecté con varias cosas dentro de mí, que tenían que ver con la lucha social que hago a través del arte pero a medida que pasaron los años, esta conexión se fue acentuando, y quería hacer algo más concreto, pues observando a mi alrededor analicé todos los espacios en los que se generaba acción directa a causa de ser “mujer, feminista, artista o sudamericana” en Europa. Desde una postura muy pasiva fui leyendo, educándome y entendiendo hacia dónde quería llegar. Fue en este camino donde se enfatizó algo que solo una persona que vive racismo sistemático puede identificar sin tanto libro de por medio y es que el sistema está colonizado, tan implícitamente como el machismo. No es una sorpresa para nadie esta declaración, pero una cosa es saberlo y otra muy diferente es deconstruirlo en tu propio feminismo.

La violencia que ejerce el sistema colonial -racista, patriarcal, capitalista y extractivista- sobre sujetes que no son personas blancas, cis y hetero es relevante de considerar al momento de pensarse feminista, ya que el nivel de violencia se incrementa considerablemente si no formas parte de la hegemonía. Aquí les doy algunos ejemplos: No es lo mismo ser: mujeres blancas heterosexuales que ser trans negras, no es lo mismo ser una “mujer chilena” en Europa que ser una “mujer indígena” en Europa, no es lo mismo ser un lesbiana cis que ser une no binarie lesbiane, así podemos estar horas y horas, porque el ser “mujer” debe cumplir con ciertas características impuestas socialmente para mantener un orden preestablecido, lo escribo entre comillas porque como menciono, es un constructo social.

Entonces si ya es difícil ser una femeneidad en una sociedad patriarcal, que es la parte que la mayoría ve, ahora piensa cómo sería si esa sociedad además es sistemáticamente racista, binaria, capitalista, hegemónica. ¿Logras ver la diferencia?¿Entiendes un poco mejor por qué la lucha no puede ser sólo contra el patriarcado? Ahora vamos a un contexto más histórico aún, cuando Abya Yala fue colonizada por Europa, obligó a las comunidades ancestrales a vivir bajo las reglas del colono blanco, quien trajo consigo el sistema que, lamentablemente, ha trascendido hasta la actualidad. Por esta razón me parece fundamental criticar el feminismo blanco y destruirlo, seguir cuestionando siempre porque empatía pue bbs, transformando nuestras perspectivas individuales en interseccionales. ¿Para qué? Para hacer un cambio aún más profundo y radical.

¿Cuánta representación hay en política de comunidad decolonial?¿En los cánones de belleza hay alguna representación para las comunidades?¿En los juguetes de tu infancia?¿Cuándo te dicen “femeneidad” en cuál piensas?¿Es hegemónica?¿Las personas que vemos en espacios publicitarios o representativos se parecen a las que existimos o sólo es una parte pequeña? Recordemos que esto incluye a femeneidades y disidencias.

Esta hegemonía que queda expuesta después de preguntarnos cosas pequeñas como esta, es un claro ejemplo de que la colonización sigue trascendiendo en nuestra vida, cuerpos y territorios. Nuestro inconsciente colectivo lo sigue perpetuando haciendo que la violencia sea aún más intensa para las comunidades y aunque tú no lo vivas, existe. En mi estadía en Europa lo he visto con creces por eso quise poner en la mesa este espacio de reflexión. Es momento de cuestionarnos y destruir nuestro propio feminismo, trabajarnos, el llamado más grande es a ESCUCHAR a las personas que viven esto día a día e informarnos por nuestra cuenta, buscar cómo podemos ayudar y por sobretodo, porque es necesario que seamos traidores de este sistema más que aliades de la lucha.

Para más información puedes revisar los siguientes perfiles de Instagram 👇:

• @redmujeresmapuche • @colectivakatari 
• @colectivo_courage • @mdemercedes 
• @todos.somos.amazonia • @afrofeminas 
• @mmujeresindigenas • @somoskiltras
• @redmujeresafrodiasporicas 
• @colectivo_celab • @black.rainbow_art 
• @blklivesmatter • @microsesionesnegras 
• @heidy_me_puso_mi_mami 
• @trenzologia • @desireebelal 
• @joiceberth • @brigadamigrantefeminista
• @negrocentricxs • @saracurruchich 
• @thebonitachola • @kiltra 
• @soyciguapa •  @the_brown_vulva 
• @soymujercolla • @soymujerindigena 
• @queerabiosa • @Violeta.silvestre_

Les abrazo fuerte

Ignacia Ossandón
Ilustradora y creadora de Bosquetro 🔮💫